Sobre mí

Alma Avellana son dulces 100% artesanos (cada pieza es una obra irrepetible), realizados con ingredientes certificados ecológicos (siguiendo todas las exigencias requeridas por el COPAE).

Mi esencia es conjugar pedazos de vivencias, sabor y tradición. Uso ingredientes 100% ecológicos, comercio justo (apoyo a personas productoras y agricultoras que resultan perjudicadas por las dinámicas del  mercado tradicional, que en la mayoría de los casos son desiguales y, en vez de contribuir al desarrollo social, subrayan problemas estructurales como la pobreza y la explotación laboral) y kilómetro 0 en la media de lo posible (concienciación, sensibilización y apoyo a nuestros agricultores).

De esta forma, se presenta un proyecto inclusivo y sostenible que favorece el crecimiento económico, respetando el medio ambiente y utilizando eficientemente los recursos. A su vez permite la puesta en valor de los usos y costumbres heredados y facilita un entendimiento mutuo en entre las distintas culturas sociales. Mi objetivo es materializar este boceto como un modelo ejemplar de economía sostenible en el mundo rural.

Andrea García
Andrea García

Pedagoga sin vocación, creativa, emprendedora, testaruda y visceral.

Me inspira viajar, caminar descalza, meditar y aquello que me da color al alma. Perú me enamoró sin condiciones, por ello colaboro directamente con comunidades locales y cooperativas del país.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies